“La mayoría de la gente sobrestima lo que puede lograr en un año y subestima lo que pueden lograr en una década.”

Tony Robbins

Sí. Puedes mover montañas ¿No me crees?

Empieza con un pequeño gesto, algo que a simple vista pueda parecer insignificante. Y sigue, no lo dejes, sigue haciendo cambios. Se constante y disciplinado, comprométete con ello.

Ya, lo sé, aún no ves el resultado, no es perceptible. No importa. Poquito a poco vas a conseguir mucho más de lo que crees. Vamos, continúa y verás como mueves esas montañas.

Recuerdo el breve cuento de “La cuchara y la montaña” que Alejandro Jodorowsky narra en muchas de sus entrevistas y apariciones públicas. Investigando por la red he descubierto que está basado en una antigua fábula china llamada “El Viejo Tonto removió las montañas”.

A continuación comparto mi transcripción de la adaptación de Jodorowsky a esa fábula china:

“La cuchara y la montaña”

Existía una pequeña aldea aldea al lado de una gran montaña. En esa aldea vivía gente; viejos, jóvenes, niños. Y esa gran montaña proyectaba una gran sombra sobre la aldea, de forma que nunca llegaba el sol. Por ese motivo, allí los niños nacían y crecían raquíticos.

Un día los jóvenes vieron como un viejecito caminaba lentamente hacía la salida de la aldea. Esto despertó su curiosidad.

-¡Viejecito! ¿Tu a dónde vas? -preguntó uno de los jóvenes-.

-Me voy a la montaña -respondió el viejecito-.

– ¡Ah! ¿Vas a la montaña? ¿Y qué vas a hacer en la montaña? -continuó el joven-.

– Bueno. Voy a moverla -dijo con naturalidad el viejecito-.

– ¿Sí? ¿Vas a mover la montaña? ¿Y con qué? -interrogó el joven en tono burlón.

– Con esta cucharita de porcelana -afirmó el viejecito muy tranquilo.

– ¿Pretendes mover la montaña? ¿Con esa cucharita de porcelana? Nunca podrás…¡Estás loco!

El resto de jóvenes rompieron en carcajadas tras las palabras de su amigo. Pero el viejecito, muy seguro de su plan, contestó:

– No, no estoy loco. Ya sé que nunca podré. Pero alguien tiene que empezar…

Y tú, dime… ¿Te atreves a mover alguna montaña? ¿O estás en ello?